No olvides tu presión arterial, ella nunca lo haría (ni lo hará)

Hoy nos vamos al mundo de la salud, que ya sabéis lo que me gusta a mí. A mí y a cualquier persona mayor y de la tercera edad. Y es que, cuanto más mayor te haces, más te quieres cuidar (y echas de menos no haberlo hecho antes). Esta vez tenemos una app similar al diario del dolor que ya os recomendé en otro artículo, pero sobre la presión arterial. Una aplicación indispensable y sencilla (esta última cualidad muy valorada entre los que somos un poco más mayores) para llevar un seguimiento sobre la presión arterial. ¡Vamos a ser un poco más sanos!

Es muy común olvidarnos de las mediciones de nuestra presión arterial. Aunque cada vez es más fácil encontrar nuestro histórico (en el hospital, de hecho, es normal que sepan tu evolución a lo largo del tiempo) no está de más que seamos precavidos y sepamos cómo nos está yendo. Quizá esto nos ayude, si vemos que la cosa no está bien, a quitar esa poca sal que echamos de más ‘porque no pasa nada’. Y que conste que no estoy animando a echar más si la cosa va bien, que os conozco.

aplicacion tercera edadLa aplicación se llama ‘Presión arterial’, y se trata de una herramienta perfecta para la tercera edad que nos permite tener toda nuestra información sobre este tema recogida en un mismo sitio. El gráfico que nos ofrece nos ayuda a ver, de manera sencilla, cómo está yendo nuestra evolución y si las medidas que estamos tomando (dieta, ejercicio, etc.) están dando sus frutos.

Antes de continuar debo advertiros una cosa. NO existe ninguna aplicación que te mida con suficiente precisión como para ser fiable la presión arterial (ni siquiera teniendo un móvil que sea capaz de reconocer el pulso). Por tanto, aunque veáis infinidad de aplicaciones que juran y perjuran hacerlo, no hagáis caso. Lo único que podéis lograr de verdad y sin que os engañen es realizar un seguimiento. Todo lo demás necesitaría de aparatos específicos (que, por cierto, es posible tener en casa, sobre todo ahora que hay muchos que son automáticos). Así que ya sabéis: no os fiéis de aplicaciones de móvil o tablet que dicen medir la presión. Que hay gente muy cuca.

En cuanto a los puntos fuertes de ‘Presión arterial’ encontramos la posibilidad de sincronizar los datos guardados en la nube. Esto es especialmente útil para no depender del móvil a la hora de revisarlos, o para enviarlos con facilidad a nuestro médico o familiar (ya sabemos que en todas las familias está el típico que sabe de todo y que te dice: “eso mándamelo a mí que yo te digo cómo estás”… Ahora ya no tienes excusa para hacerle feliz).

Como punto negativo está, claramente, la traducción. La aplicación no se ha desarrollado en ningún país de habla hispana, y se nota que el autor no ha contratado a un traductor profesional. A pesar de ello todo es fácilmente comprensible (tampoco es que haya mucho que comprender, la verdad), y su usabilidad es muy buena.

En pocas palabras, ya no tienes excusa para llevar un seguimiento de tu presión arterial, algo muy importante para personas mayores y de la tercera edad. Y recuerda que, como siempre me dice mi médico de cabecera, la sal es una bomba de relojería (a lo que yo añado que vale, que intentaré echar menos en mis platos, pero que me deje que por lo menos tengan algo de sabor…).