Mi sedentarismo me lo controlo yo y punto, pero ya que insistes…

Las aplicaciones para móviles y tablets que tienen que ver con la salud están a la orden del día. Desde mi punto de vista parecen hasta una obsesión, cuando hace algunos años (ya utilizo esa expresión siempre porque me da un poco de vergüenza decir cuántos años en concreto, y parece más digno decir ‘algunos’) salíamos a correr y punto. O corríamos porque nos perseguía alguien. Pero bueno, los tiempos han cambiado. Lo que sí es cierto es que hay pocas aplicaciones de salud que estén pensadas para gente mayor y para la tercera edad. Afortunadamente me recomendaron una que sí lo es y que puede ayudarnos a hacer un seguimiento bastante interesante y, lo que es más importante, a obligarnos a realizar un poco de ejercicio.

aplicación tercera edadLa aplicación ha sido desarrollada por un equipo de Elche, por lo que ese ‘toque’ cercano le da un plus. Su nombre es ‘Esporti masters’, y tiene como finalidad principal obligarte a ser menos sedentario (algo de lo que adolecemos cuanto más mayores nos hacemos) y comenzar a adoptar algunos hábitos saludables. A mí me cuesta cada vez más, me imagino que por los años a las espaldas, hacer cosas que no me gustan (si me da un patatús pues me da, es la frase que suelo decir aunque me avergüenzo de ella), pero es cierto que este tipo de cambios se notan en el día a día.

En pocas palabras, aplicaciones como esta resultan bastante interesantes como complemento a los consejos que te da el médico de manera habitual y que solemos dejar en la lista de espera. Para mí es una excusa para hacer un poco más de caso, algo que en realidad y aunque me cueste admitirlo me hace sentir mejor (sí, cada vez soy una persona más mayor pero más saludable, por lo menos a los ojos de los demás).

La aplicación es gratuita (está disponible en iOS y Android, aunque yo he probado solo esta última versión en una de las tablets que ya recomendé). Yo la he probado con mi móvil y me funciona bastante bien, aunque os animo en los comentarios a poner vuestras impresiones.

En cualquier caso lo más interesante, por lo menos para mí, es que la aplicación deja un poco más tranquilo a bastantes familiares, algo que me quita muchos problemas de un plumazo. Es decir, no solo estoy obligándome a hacer un poco de ejercicio (algo que noto, dentro de mis posibilidades, y que la gente mayor y de la tercera edad agradecemos bastante), sino que cada vez que alguien de la familia me lo pregunta no tengo más que enseñarle el móvil. Y eso, de verdad de la buena, no tiene precio. Y me ahorro un montón de saliva en explicaciones.