Saca más provecho al campo: la naturaleza al alcance del pulgar

Hace poco recomendábamos una aplicación para controlar el polen del ambiente (y, así, evitar que nos azoten las alergias), pero hay que reconocer que este aspecto ‘negativo’ de la naturaleza no es más que una isla en un océano de maravillas que nos encantan descubrir. Pues para eso, para disfrutar un poco más el increíble mundo de la botánica, tenemos esta aplicación perfecta para las personas mayores y de la tercera edad. Se encuentra desarrollada en España basándose en las investigaciones del Real Jardín Botánico del CESIC. ¡Vamos a descubrirla!

tablet tercera edadNo es una novedad para los que soléis leerme mi interés por los senderos, el campo y, en general, todo lo que huela a naturaleza. No en vano hace no demasiado os recomendé una aplicación para saber cuáles eran los pájaros que sobrevuelan nuestras cabezas (y, en ocasiones, se posan a nuestro lado) cuando estamos disfrutando del aire puro.

En esta ocasión tenemos arbolapp, una aplicación gratuita desarrollada con la intención de dar a conocer un poco más los árboles que pueblan la geografía de Andorra, Portugal continental, España peninsular y las Islas Baleares. Ahí es nada.

Así, esta aplicación (cuya usabilidad es muy sencilla, lo cual la hace perfecta para personas que, como yo, caminan con decisión hacia la tercera edad) nos permite encontrar una descripción de más de 140 especies de árboles (en más de 120 fichas), cada una de ellas con un mapa de distribución en las zonas antes descritas, así como fotografías e información adicional. Una herramienta imprescindible para completar un poco más nuestros viajes hacia la naturaleza, y perfecta si queremos hacer un poco más didáctica la visita si vamos con los más pequeños.

tecnología persona mayorUno de sus puntos fuertes es la facilidad para encontrar los árboles que queramos gracias a que ofrece una búsqueda guiada y otra abierta, algo muy interesante para personas que, como yo, somos menos avezados en el mundo de la biología. Asimismo el hecho de que funcione sin necesidad de estar conectado a internet es muy interesante no solo por el hecho de no consumir datos, sino también porque en los lugares en los que solemos desear su consulta no tiene por qué haber cobertura (y, si la hay, suele ser de mala calidad e intermitente). Por último y como apunte curioso, en cada ficha es posible saber el nombre común de cada especie en inglés.

El proyecto, un auténtico regalo para los que sabemos disfrutar de este tipo de cosas, ha sido iniciativa del CSIC que, con ayuda de expertos, ha dotado de un contenido espectacular a la aplicación. Además ha sido financiado, en parte, por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología.

En cualquier caso se trata de una aplicación didáctica y completa, perfecta para su uso por personas mayores y de la tercera edad, y que hará las delicias de todos aquellos que queremos saber cuanto más mejor de la naturaleza.